domingo, 29 de mayo de 2011

TOROZO: “La vía de la Niña” 320m, 6c/+… a la última.

Hace menos de una semana que consultando el blog de “Mis Terrores Favoritos” descubría la apertura de una nueva ruta en el Torozo, más cual fue mi sorpresa que justamente surcaba un paño de roca al que tenía echado el ojo desde que abrimos “Estación California” pero al que aun no le habíamos hincado el diente, un trozo de pastel tan suculento, que tenía muchas madres y que estos grandes conocedores de la zona se lo han llevado para sus cuadernos, enhorabuena!!

El caso es que, una nueva ruta, es un nuevo motivo de aventura y como tal, a la primera de cambio, he puesto viento en popa y junto a Josue, nos hemos acercado a repetir semejante acontecimiento.

Josu en el L2+L3....

Josue por su parte, fruto de muchas coincidencias, llego a esto de la escalada hace poco más de cuatro meses y era su segunda salida a roca más también su primera pared, aun puedo ver su cara, mezcla de cansancio, miedo, felicidad, euforia y satisfacción que desplegó por toda la ruta y su alegría cuando llegamos a la cumbre y por fin se descalzó los dolorosos pies de gato.

Autorretrato en el R6...

Respecto a la vía, ya bien la definen sus aperturistas, lógica y bonita. En nuestra ascensión un poco mojada, por las tormentas de los últimos días (el L3, estaba completamente empapado), y aun bastante sucia de musgo en los largos intermedios, pero debido a su buena protección, seguridad y trazado, a buen seguro se convertirá en una clásica frecuentemente repetida.

Murete del L5...

Tomamos la opción de ir con cuerda simple de 80m, ya que Josu se entendía mejor con el grigri que con un sistema dinámico y yo iba más confiado escalando, por ello, realizamos la ruta uniendo largos, concretamente el L2+L3, el L5+L6 y el L7+L8, con cintas de 60cm, el rozamiento fue soportable.

Forzando el L7...

Respecto al largo clave de la ruta, en un primer intento ascendí la fisura hasta el final, chape la primera chapa y no conseguí realizar la secuencia. Pero lo intenté de nuevo y esta vez no subí la fisura hasta el final, sino que a la altura del segundo clavo, realice una travesía de dos movimientos de pies a la izquierda y por ahí si fui capaz de pasar (6c+). A ver si hay alguna repetición más y se matiza esa sección, que no obstante se puede pasar perfectamente en A0.

Josu llegando a la R6...

En definitiva una ruta muy buena, de escalar mucho y disfrutar más, acta para un grado obligado de V+ y con un horario entre 3 y 5 horas. Rapelable y con equipamiento emplazado en los pasos más difíciles de proteger.

Josu llegando a la cima...

Con la tormenta asomando por el norte y amenazando con darnos una ducha fresca, descendimos veloces en busca de nuestro merecido bocadillo y dispuestos a echar la tarde, si el tiempo nos dejaba en Navatalgordo (enlace a las reseñas), haciendo bordillos.

Foto de cumbre...


Siempre Torozo!!! Al lio!!!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy buena Juanjo!!! Ese Josu...!!! Qué ganas tengo de terminar las cerezas...
Cuidaros, que en julio os acompaño.
Un abrazo.
Benja.