martes, 20 de diciembre de 2011

TOZAL DE LEVANTE: “Las bicicletas son para el verano” 7c+/Ae, 270m… Mi hermano pequeño se hace mayor.

Parece que fue ayer cuando le llevé a hacer su primera vía de pared, cuando el vacío le sobrecogía, el miedo confundía sus sentimientos y me miraba con ojos de corderito cuando le proponía separar los pies del suelo y adentrarnos en la vertical. Pero ya han pasado unos añitos y en este tiempo, nunca ha dejado de sorprenderme, pues mi pequeñín se esta haciendo mayor, maduro deportivamente e independiente sea todo dicho. Me abruma…

Javi en el largo clave... Fotos de Ferrar Martinez.


En esta ocasión y con motivo de la reunión anual de Intercentros de tecnificación de alpinismo de la Fedme, nos habíamos desplazado hasta La Nucia junto a los compañeros de los planes de Tecnificación, detección de talentos y grupo femenino de alpinismo de la Federación extremeña. Con el objetivo de compartir experiencias y hacer cordadas con otros deportistas de las diferentes comunidades autónomas asistentes y de paso disfrutar de la exquisita caliza alicantina.

Desde el comienzo del viaje y ya días antes, el pequeño saltamontes había anotado en un post-it las rutas que gustaría de hacer y entre ellas una en especial, abierta por nuestro amigo P. Pons y de una dificultad y compromiso que parecía no asustar a Javi, pero que a mi me resultaban excesivos.

Otra toma del techo..

Nunca he cortado las alas a mi hermano y para nada dudo de su capacidad, pero en cierto modo se me encogía el estómago al ver su iniciativa al enfrentarse a este gran reto que a mi entender era bastante difícil.

Pero se empeño, insistió y al final consiguió ir a la ruta, junto a Johana, una chica de la Federación catalana, que parecía bastante encantada con la idea y se dejó contagiar con las ganas de Javi

Poco se del desarrollo de la ruta y cierto es que me hubiese gustado acompañarlo, pero entendía que era su momento, el despegue de un pajarillo que siempre ha estado protegido en el nido y que esta predestinado a volar muy rápido. Tantos años de aprendizaje y de limpiar largos deberían ser suficientes para que hiciese las cosas bien y triunfase en su empresa.

Empezando el techo...

Y al final resolvió el trazado, que tachan como uno de los más duros de la Comunidad Valenciana en pared, cayó una vez y encadenó el largo duro a la segunda, volando sin contemplación de un clavo oxidado, aburrido de tan poco trabajo, que aguantó el saque del guerrero. Todo lo demás a vista.

Se me vienen varios sentimientos a la cabeza, y varias formas de expresarlo. Valiente podría ser un calificativo que me parece adecuado para la actividad. Orgulloso un sentimiento que me produce el contexto. Y motivación lo que experimento para poder enfrentarnos como equipo a retos más difíciles en un futuro.

El equipo en la cima...

Como el mismo me dijo la noche siguiente a la actividad: “He disfrutado más de la vía antes de hacerla que después de conseguirla. Lo más bonito de una vía así es soñarla, acecharla, que te quite el sueño, que te ponga nervioso, que te suponga un reto. Cuando la has hecho se convierte en recuerdo y pasas a pensar en otras” a lo que yo le respondí: “Como siempre digo: La escalada es un camino infinito de continuas subidas y bajadas, en busca del logro efímero y la felicidad permanente”

Enhorabuena pequeño saltamontes…

Al lío!!!

4 comentarios:

Javi Cano dijo...

Gracias por el articulo nano, al leerlo incluso me he emocinado. Un abrazo.

Carlos Cabeza dijo...

joer, peazo máquinas estis hechos...un relato muy emotivo

Josetxu dijo...

Que guapo...!
Tengo un hermano 4 años menor que yo, y aunque ha salido alguna vez a escalar conmigo, no le ha enganchado esto como a mi me hubiese gustado...
Nada Juanjo, ahora que te ponga él las cintas... jeje!
Y mi enhorabuena a Javi por la vía...!
Un saludo!
Aupa!

HERMANOS CANO dijo...

Muchas Gracias a todos!!! Josetxu, hace años que me pone las cintas... Un saludo.