martes, 12 de octubre de 2010

CABAÑAS DEL CASTILLO: “La Virgen del Pilar” 70m, V+… La primera vía de la zona, historia de la escalada en Extremadura.

Esta visto que nunca llueve a gusto de todos, pues mientras las aguas riegan los cultivos y cargan los pantanos, los escaladores, cruzados de brazos, no podemos sino dedicarnos a hornear nuestra motivación con fotos y vídeos, esperando, como los saltamontes, el buen tiempo para salir a dar saltos por el campo.



Y como las tardes de trabajo, encerrado entre las cuatro paredes de la casa, son lentas y da tiempo para todo, he decidido ponerme a escribir sobre algún tema que me apeteciese y, de paso, daba inicio a la nueva temporada otoñal de escalada, pues con sus colores ocres y con su buena temperatura, hace las delicias de cuantos amamos este deporte.

El la plaza del pueblo, campo base, aquellos maravillosos años ...


La historia elegida data de hace ya algunos años, concretamente treinta y cuatro, cuando algunos de los pioneros de la escalada extremeña, buscando nuevos horizontes, ascendieron la cara norte de la Peña Buitrera de Cabañas del Castillo. Concretamente Manolo Casas, Tomás Daza y Juan Miguel Paramio, el 12 de octubre de 1976 “Día del Pilar”, inauguraron esta magnífica actividad.

Pequeño Javi en la R1 de la ruta...


Hoy día, el trazado, prácticamente olvidado y muy poco repetido, conserva su esencia aventurera y salvaje, si bien es cierto, que aunque su dificultad no es muy elevada (cuando se abrió si que sería una escalada de cierto calibre) es posible que nos presente cierta resistencia y sobre todo, la paradoja de ir abriendo de nuevo la ruta en cada paso.

Hace mucho tiempo también que nosotros escalamos esta ruta, tanto que no recuerdo ni el año, mi hermano era aun pequeño, y ya en el segundo largo, me obligó a destrepar y rapelar, pues le daba mucho miedo subir más arriba, curiosa estampa si se observa con la perspectiva que da el tiempo. Desde entonces, dudo que nadie se haya acercado a repetirla, pues tanto por desconocimiento como por comodidad, estos itinerario permanecen almacenados en el cementerio de las rutas perdidas, esperando tiempos mejores u esporádicos aventureros que las transporten a una realidad viva y atemporal.

La zona de los Diedros, cara Norte..


Así, como ya hemos dicho, treinta y cuatro años después, sirva esta entrada para rendir homenaje, tributo y respeto a estos pioneros extremeños, cuya evolución y maneras aun hoy día nos siguen formando. También de rebote sirva el mismo para descubrir a la comunidad escaladora, con pequeñas dosis, la calidad de los lugares de escalada en Extremadura, que aun no siendo muchos conservan un encanto peculiar.

El pueblo de Cabañas del Castillo...


Sería ideal, que si algún veterano escalador, conocedor de estas u otras actividades, llegase a leer esto, ponga un comentario al respecto, porque compartir aquellos momentos y revivirlos, ayuda a mantener viva la llama de la historia y a motivarnos para seguir mejorando y aprendiendo.

Al lío.

3 comentarios:

HERMANOS CANO dijo...

Destacar, que el acceso hasta pie de vía, que se realiza por el mismo itinerario que para subir al castillo, pero desviandonos a la derecha una vez pasado el estrechamiento entre las dos jorobas montañosas, tiene en su parte final una trepada delicada de III+ con un poco de vegetación, para descender de allí, es posible rapelar desde la base de la ruta, donde hay una instalación ubicada para ese fin.

Para bajar de la ruta, es posible hacerlo, desde la cima, por las mismas reuniones que usamos a la subida, ya que estan equipadas con doble argolla.

Anónimo dijo...

Recorrí estos parajes a lomos de mi bicikleta en marzo de 1995 y me fliparon todos estos pueblos de las Villuercas, preciosa toda esa zona que lleva a Deleitosa, pequeños pueblos con sus cerros cuarciticos, y dehesas impresionantes...una maravilla; ahora confirmo mis sospechas: ahi había su tema! Saludos y no os oxideis con estas humedades
Saludos (Kiko/a5lunnis)

Anónimo dijo...

El año pasado, por septiembre, escalé con otros dos colegas la vía Madelón en Cabañas. Es un sitio espectacular. Anduve todo el año en Cañamero por motivos laborales y escalé mucho por allí. También salía por las mañanas a correr por esos montes y me daba buenos pateos de pico en pico y empalmando caminos y pistas. Me conmueve el hecho de conocer que "virgen del Pilar" la abriera Manolo Casas, pues lo conocí haciendo la mili en la Base Aérea de Talavera y posteriormente coincidí con él en algunas salidas del Club Monfragüe. Hace mucho que no sé nada de él.