domingo, 19 de abril de 2009

CHULILLA: “El futuro de la escalada deportiva….”

Nuestro primer destino de las vacaciones de Semana Santa, después de pasar por Alicante a saludar a nuestros amigos y realizar alguna escalada por la zona, fue la escuela valenciana de Chulilla.

Metros y metros y metros y metros… de franja rocosa, de un color que oscilaba del sólido gris al variante naranja, pasando por todos los tonos y calidades posibles.

La zona en cuestión, ya es de sobra conocida en los foros de escalada, pues sus primeras rutas datan de los años 70 y acoge en sus inmensas paredes más de 400 rutas deportivas.

Pero desde hace pocos años, los más asiduos de la zona, escaladores tan relevantes como Pedro Pons, han comenzado una nueva etapa de la escuela, abriendo sectores muy interesantes y que aun se encuentran en obras.

En uno de ellos, junto a Pedro y Nuria, pasamos un magnífico día de deportiva, apretando los dientes y adaptándonos a marchas forzadas al tipo de escalada y roca, pues hacía muchos meses que no tocábamos de esa forma la dulce caliza desplomada.

Las imágenes hablan por si solas, cortas aproximaciones, metros de roca virgen y un montón de rutas de alta dificultad…..

En palabras de Pedro Pons “Chulilla, es el futuro de la dificultad en la Comunidad Valenciana…”, veremos si el tiempo le da la razón.

Por ahora invitaros a visitar esta peculiar zona, separada de los núcleos frikis, pero que encierra en ella misma, multitud de líneas interesantes para pasar una vida entera escalando.

Volveremos en cuanto podamos, ya que Chulilla nos espera con los brazos abiertos..

Datos de interés:

Chulilla, es una población muy chula, jejejeje, de ahí el nombre, situada en la comarca de los Serranos, a 60 Km de Valencia, ubicada sobre el cañón del Turia.

La roca es caliza que oscila entre el gris y el naranja, pero siempre muy compacta, predominando las placas técnicas y los itinerarios de grado medio en la zona más antigua y los desplomes y chorreras de grado más duro en los nuevos sectores de la presa.

El clima mediterráneo garantiza buenos días de escalada durante el invierno y las diferentes orientaciones de las paredes la escalada durante todo el año.

Para dormir, se esta gestionando la apertura de un refugio para escaladores, pero por ahora solo podemos alojarnos en hostales del pueblo, para vivaquear o dormir en la furgo, tened cuidado de no llamar mucho la atención.
Nosotros dormimos tres noches en el aparcamiento del pueblo y nadie nos dijo nada.

Al lío!!!!!