domingo, 3 de marzo de 2013

HOYAMOROS: “Los héroes son mis padres” 330m, M7/+, ED… Nueva apertura con marca de la casa, joya del mixto alpino gredense.


Para poder abrir una vía de estas características hay que estar en el momento y lugar preciso, pues los efímeros hilos de hielo que penden de las fisuras, son tan finos, que el más leve cambio de tiempo puede dar al traste con la aventura más maravillosa. En esta ocasión y por suerte, nosotros estábamos en ese lugar preciso y tomamos la decisión acertada…

Las cascadas de la Proa tambien están formadas...

Hoy me duele todo el cuerpo. Nada raro después de la jornada maratoniana y completa que nos dimos ayer. 16 horas de actividad entre aproximación, escalada y descenso para abrir los 330m de recorrido de “Los héroes son mis padres”.
Desde mi punto de vista, la vía más dura de mixto que he abierto y escalado nunca en montaña. Una joya efímera situada en el 1º hermanito.

Reseña de la vía...

Habían llegado a mis oídos que Hoyamoros estaba en perfectas condiciones para hacer alpinismo. Los corredores y las líneas estaban dibujadas en la pared y la ola de frío polar, que ha bañado la sierra la pasada semana, mejoraba el panorama.
Así que, después de suspender la concentración de esqui del Plan extremeño de tecnificación en alpinismo, planeada en Sierra Nevada. Decidimos cambiarla a este rincón de nuestra sierra, que no acostumbra a tener semejante calidad invernal en sus laderas.

Inicio del L1...

Tardamos unas 2 horas y media en llegar, abriendo una buena traza en la nieve polvo caída en los días anteriores. El paisaje era sobrecogedor, todos los diedros y fisuras estaban pintados de blanco. Y allí donde se posasen nuestros ojos podíamos definir posibles caminos a través de la verticalidad de sus paredes.

Entre la dicotomía de abrir o repetir, optamos por la primera. Ya que es difícil rechazar una invitación tan bien presentada como la que teníamos enfrente.

Detalle del L1...

Sentados en la pradera de Hoyamoros, ahora cubierta con más de un metro de nieve, repasé de un vistazo rápido el posible recorrido. Soñando con llegar a la cima por él. Javier preparaba el material, inconsciente ante lo que se nos venía encima. A decir verdad, yo también lo era.

El primer largo ya me hace sudar de lo lindo, es más vertical de lo que parece. Y en varios tramos tan solo hay pegotes de hielo adheridos a la pared, que nos obligan a escalar gancheando en la roca.
Tras la reunión de rigor, es Javi el que toma la delantera en la segunda tirada. Nunca ha escalado algo así, pero la perspectiva de poder ir protegiendo en roca, me da la tranquilidad suficiente para asegurarle en cualquier posible fallo. Sin embargo lo escala fino y tranquilo, resolviendo las dificultades con maestría. 

Javi en el L2...

Las sensaciones son muy buenas y la climatología también. A pesar de que las temperaturas ambientales son positivas, no corre nada de agua. Y el hielo y la nieve, están pegados a la pared como unas lapas.

Optamos en este momento por tirar hacia la izquierda y unir nuestro trazado al de la vía de verano “Extremadura”. Que en este largo nos deja uno de los tramos más bellos de todo el recorrido. Una goulotte encajonada de unos 80º con pasos verticales en la entrada y en la salida.

Goulotte del L3... Impresionante.

A estas alturas ya estábamos flipando con los largos escalados, con el estado de la nieve y el hielo, con los pasos delicados que habíamos superado y con todo lo que rodeaba aquella ascensión cinco estrellas. Pero aun quedaban muchos metros por encima de nosotros.
Un largo de transición nos dejó debajo de la sección verdaderamente difícil de la vía. 

Fino hilo del L5... Lo dificil es llegar a él.

Colocado allí debajo, con todos los aperos colgando del arnés, sobrecoge la idea de subirte por el mínimo hilo blanco que marca un camino lleno de incógnitas. Pruebo, bajo, pruebo, bajo… y al final decido hacer en artificial los primeros metros. Hasta que coloco un clavo y salgo vibrando en libre y dando pioletazos a la roca, aquí y allá. Lo que más difícil me resulta es colocar los elementos de protección en la pared e incluso en algunos tramos, la calidad de estos y la distancia a la que se encuentran unos de otros, me hacen preocuparme por el resultado de una hipotética caída. Menos mal que llevamos algún clavo. Llego a la reunión exhausto después de haberlo dado todo, tanto a nivel físico y como mental.

Diedro helado del L6... de risa.

Javi se encarga del último largo difícil. Un diedro con forma de libro helado que presenta una capa mínima de espesor. Se envalentona con cuidado, protegiendo cada metro y en un momento dado se enfunda los piolets y sigue con las manos. El día anterior había encadenado 8b+ en Las Monjas, pero este tipo de escalada es otra historia.
Sale del diedro resoplando y sudando. Mientras yo en la reunión tirito de frío, tensión o de ambas cosas. Incluso me emociono de ver a mi hermano pequeño en semejante embolado.    

El último largo fácil nos deja cerca de la cima. Mientras, las últimas luces del día bañan las tierras extremeñas.

Nosotros..

 No tenemos prisa, queremos disfrutar del momento y abrazarnos para celebrar la magnífica escalada.

Dos años lleva pendido del corcho de mi habitación un folio en blanco con tan solo unas cuantas palabras escritas en su parte superior “Los héroes son mis padres”. Pendiente de recibir en su inmaculado blanco, la reseña de una apertura de alta calidad que poder dedicar a quienes dan su vida todos los días por nosotros.

Creemos que esta ocasión lo merece y por eso deseamos ofrecer esta ascensión a nuestros padres, nuestros verdaderos héroes…

Los hermanitos bestidos de gala...



Al lío!!!

9 comentarios:

Nico Isa dijo...

Enhorabuena chicos, no tengo palabras para definir la admiración tan grande que siento hacia vosotros.
Un abrazo.
Isa

Alex Prieto dijo...

Enhorabuena chicos , que bueno es sentiros siempre activos y motivados ...muy buena apertura,felicidades!!!

Rodrigo G. dijo...

Enhorabuena muchachos, dificultad y belleza unidos en una vía efímera. Magnífica hazaña en este solitario paraje de Hoya Moros.
Nos vimos en vuestro primer tramo de aproximación a Hoya Moros "ya veremos, si se complica abrir huella a lo mejor nos damos la vuelta y nos vemos en Canalizos" ... ya sabía yo que no.

JonyMao dijo...

Y yo flipando por haber subido ayer el pico San Millán haciendo alguna trepada por nieve-roca, jajaja
¡¡Muy grande!! Enhorabuena. Y muy buen nombre para esa vía.
Saludos

J.Cano dijo...

Un día muy emocionante y provechoso, junto a un equipo genial y con unas actividades idóneas para mejorar la motivación del día a día. Espero no tardar en volver a este tipo de escalada. Gracia Juanjillo por el articulo, muy expresivo y detallado.

MUNDO VERTICAL PROFESIONAL dijo...

Me da pena no tener mejores fotos, pero estoy montando un video resumen. Ya que nos llevamos la Gopro.
Muchas gracias a todos por valorar nuestra actividad. Para mi es una motivación poder haber hecho esta vía y disfrutarla con mi hermano de una manera tan intensa.

Aun estoy que no me lo creo...

Paco dijo...

Que cab..., ya me temía yo que era el día, aunque os pillamos ya saliendo aquello pintaba fuerte y la alegría resonaba en todo el circo.
Como siempre casi me siento tan orgulloso como esos dos padrazos.
Un abrazote y el martes me cuentas.

Anónimo dijo...

Enhorabuena, altisimo nivel, pero a partir del segundo largo es la Extremadura, no solo el diedro lo demas tambien,cualquiera que conozca la Extremadura se da cuenta.Sin lugar a dudas nada tiene que ver vuestra actividad con escalar la via verano, pero no creo que por eso haya que cambiarle el nombre.

Juan José Cano dijo...

Hola compañeros. Os pego la info que publicaba Gredos Alpino hace unos días: "El escalador portugués Joao García junto a los "gredenses" Raúl Lora y Nacho Burgués repiten el pasado 21 de Marzo la apertura "estrella" de la temporada, obra de los hermanos Cano. En las condiciones que ellos la encontraron cotan los seis largos de siguiente modo: 4, 3, 4, Campa de nieve, 4+R, 3+/M5, siendo este tramo de mixto una corta variante de salida".
Para nosotros es una tremenda noticia, es genial que la vía se pueda encontrar en tan buenas condiciones.
Animaros, pues seguro que habrá que esperar varios años para poder volver a encontrarla así.

Respecto al nombre de la vía, que algún lector anónimo señalaba en el comentario anterior, solo decir, que por supuesto se que el L3, L4,un tramo del L5 y L6 coinciden con la Extremadura (lo indico en el artículo. Desde mi opinión, no obstante es una vía diferente, en condiciones diferentes y con personalidad, de ahí el hecho de bautizarla.
Hay mucho ejemplos más en la sierra, por nombrar alguno: La "vía del tren" en Gredos, es "mas dentro más en invierno".

Pero gracias por el comentario, cada uno tiene su opinión y puede expresarla. Un saludo